Protege tus pies

Tus pies son quienes te conducirán desde el punto de partida hasta el final del cuento; por ello, conviene que traigas de casa un calzado adecuado y unas cremas para relajar los músculos de noche (esto último en caso de ser necesario).

Protege tus pies y los de tu Perr@

Recuerda que tus pies son quienes te conducirán a pie desde el punto de partida hasta Santiago de Compostela, de allí que sería necesario que cuides el estado de tus pies y no forzar los mismos antes de emprender el camino. Es decir, intenta descansar tus pies por lo menos un par de días antes de iniciar el Camino de Santiago, pues recuerda que tendrás que caminar todos los días una distancia considerable, o por lo menos, no muy común.

Además, el hecho de sentir molestias en los pies interferirá directamente en el viaje, haciendo que no disfrutes de la experiencia como podrías haberlo hecho y te cueste llegar de un punto a otro. Por ello, y con el fin de evitar que pueda sucederte este infortunio, recomendamos que compruebes el estado de tus pies y piernas antes de emprender el viaje, ya que, si no, pasará de ser una experiencia gratificante a un martirio en toda regla.

¿Estás pensando en hacer el Camino con tu amig@ del Alma?

Si quieres te damos una llamadita?




     

    Recuerda igualmente que contar con un calzado adecuado es de suma importancia para evitar molestias inesperadas. También recuerda traer alguna crema y/o complementos para pies con el fin de poder salvar a tiempo cualquier desdicha si crees que cabe la posibilidad de que eso pasara. Aunque, por norma general, recomendamos a todo el mundo contar con dicha medida, pues no todo el terreno es llano y plano, y en ocasiones, será preciso pasar por terrenos por los que uno no está acostumbrado.

    Un masaje nocturno también es una buena opción para relajar los músculos y aliviar las tensiones acumulados durante cada una de las etapas.

    Y ya como último detalle, es importante prestar atención a las características de cada camino que se desea recorrer; pues debido a los múltiples senderos que llevan a Santiago, cado uno presenta unas ventajas e inconvenientes referentes a la distancia a recorrer, paisajes, aldeas, terreno a pisar etc… De allí que, informarse a tiempo y preparar el viaje con antelación es clave para eludir cualquier obstáculo.

    Sí, estoy pensando en hacer el Camino con mi Compañer@, pero Prefiero Recibir la Información por Email

     




      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      Ir arriba