Prepárate físicamente

Es cierto que no se trata de un maratón; sin embargo, contar con unas condiciones físicas decentes harán que disfrutes más del viaje.

Prepárate físicamente, no es necesario pasar pero cada uno sabe de su estado de forma y limitaciones

Es cierto que no se trata de un maratón; sin embargo, contar con unas condiciones físicas decentes harán que disfrutes más del viaje. Esto se debe principalmente a que cuanto más cómodo/a te encuentres durante el viaje, podrás apreciar muchísimo mejor la belleza del camino y de las estructuras arquitectónicas que se llaman en todo el sendero, y en cada aldea que se visita. Asimismo, el prepararse antes de emprender dicha aventura te dotará de un mayor autoestima y seguridad, pues estarás convencido/a de que podrás completar el camino sin ningún inconveniente.

Tampoco queremos alarmarte, pues creemos que si eres una persona activa, dinámica, o practicas algún deporte físico con frecuencia lo más normal es que no tengas ningún percance más allá de lo esperado. No obstante, si eres alguien muy sedentario y que cuenta con un estado físico poco entrenado, sería aconsejable empezar a preparar el cuerpo y la mente para lo que procede.

¿Estás pensando en hacer el Camino con tu amig@ del Alma?

Si quieres te damos una llamadita?




     

    Si te identificas con este ultimo caso te aconsejamos empezar a practicar cualquier deporte que te pueda gustar, ya sea natación, futbol, baloncesto, balonmano o atletismo; pues, en cualquiera, el componente de fondo es un factor que se incluye, en mayor o menor medida, en toda actividad física.

    Una vez observes que tu condición física ha mejorado, podrás pasar a realizar trotes suaves durante una distancia o un tiempo fijo. Luego, y a medida que veas que tu cuerpo se está adaptando a la actividad en particular y te está pidiendo más, podrás mejorar tus marcas ya sea realizando el circuito a una velocidad más elevada o aumentando la distancia. De esta manera podrás entrenar tus pulmones, tu corazón y tus músculos a soportar mejor la fatiga y a responder de un modo óptimo.

    Y ya como último consejo, sería de gran ayuda que descanses muy bien y te alimentas adecuadamente, pues tanto tus músculos como tu sistema circulatorio necesitarán energía y nutrientes para potenciar las mejoras.

    Sí, estoy pensando en hacer el Camino con mi Compañer@, pero Prefiero Recibir la Información por Email

     




      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      Ir arriba